Un robot Come-hormigón que puede reciclar todo un edificio en el acto

La demolición de un edificio de hormigón por lo general requiere de  abundante mano de obra o recurrir a la fuerza bruta: retroexcavadoras, bolas de demolición, o incluso explosivos, todo ello con la consiguiente  molestia de los vecinos que deben soportar toneladas de polvo. Es un proceso  costoso, de gran consumo energético, y con unos elevados costes relativos a la clasificación de residuos en vertederos o plantas de reciclaje. Sin embargo, ha salido a la luz el diseño de un nuevo robot que erosiona el hormigón, transformando el sector de las demoliciones.
 
El robot ERO (abreviatura de "erosión") utiliza el agua para disgregar el hormigón y luego succiona todos los componentes disgregados: cemento y áridos, clasificándolos perfectamente en diferentes paquetes para su reutilización. "Los chorros de agua a alta presión atacan las micro grietas en la superficie de hormigón, por lo que se disgrega", explica Omer Haciomeroglu , estudiante del Umeå Institute of Design en Suecia, que diseñó el robot el año pasado. "El robot deja las barras de acero corrugado en el interior, desnudas y listas para su reutilización."Dimensiones robot-ERODado que todos los materiales son separados in-situ, el proceso ahorra los costes y la contaminación del transporte de los escombros a las  plantas de reciclaje. El inventor prevé un nuevo modelo de negocio: Cuando un edificio se demuele, el equipo de demolición podría establecer una planta de prefabricados cercana para convertir los residuos de la demolición en nuevos bloques de construcción prefabricadas, para posteriormente venderlos directamente a alguien que los requiera para construir un nuevo edificio en las inmediaciones.La máquina funciona con energía eléctrica, que en parte genera el propio robot: como el tubo que realiza el vacío para aspirar el hormigón genera movimiento del aire, que a su vez mueve una turbina que genera electricidad que el sistema reaprovecha. 
Robot-Ero demolición de hormigón
El diseño es sólo un concepto por ahora, aunque Haciomeroglu planea construirlo pronto, de hecho ya está en conversaciones con fabricantes. Cuando consiga el acuerdo con una empresa, el siguiente paso será la construcción y prueba de un prototipo, que puede tardar dos o tres años.
Este robot puede ser el complemento perfecto para la "impresora 3D" de edificios.
Fuente: Fastcoexist

No hay comentarios

Agregar comentario